pesadillas en niños

Mi hijo tiene pesadillas, ¿qué puedo hacer?

May 19, 2022 | Blog

“Mi hijo está bien cuidado, lo queremos mucho. Nunca ha estado expuesto a episodios violentos. Entonces, ¿por qué tiene pesadillas?» «Últimamente se despierta con unas pesadillas terroríficas. ¿Qué podemos hacer?»

Seguro que muchos nos sentimos identificados con esta frase o la hemos escuchado en alguna ocasión. En este artículo intentaremos dar respuesta a esta incógnita que tanto preocupa a padres con niños pequeños: las pesadillas en niños.

A los dos años, los niños son participes activos del mundo que les rodea y no podemos saber cómo están procesando todo aquello a lo que están expuestos: personajes de cuentos, animales, exposiciones, familia, celebraciones…

A esta edad los niños no entienden realmente la diferencia entre la fantasía y la realidad, lo que puede provocar un aumento de los miedos. Estos miedos suelen expresarse a través de los sueños, por ejemplo, cuando tu hijo dice que ha soñado que había un monstruo debajo de su cama.

pesadillas en niños

Es importante saber que las pesadillas en niños ocurren en la segunda mitad de la noche, cuando se da el sueño profundo. Probablemente, los niños recordarán el sueño al día siguiente y podrán describirlo. Es un mito popular que hablar de lo ocurrido, del “mal sentimiento” que provocó ese sueño, pueda intensificar el miedo que pueda sentir. De hecho, es totalmente lo contrario, ayuda al niño a avanzar. Es muy difícil que los niños puedan dar detalles sobre su sueño, ya que sus habilidades lingüísticas todavía se están desarrollando.

Lenguaje afectivo, el antídoto para las pesadillas en niños

Pase lo que pase, puedes usar el lenguaje afectivo: un abrazo o un beso para que se calme. Después de una pesadilla, intenta volver a dormir a tu hija en su propia cama. Este aspecto es importante ya que tiene que verlo como una rutina. Si lo calmas en tu habitación, la próxima ocasión en la que se despierte, en lugar de volver a dormir en su propia cama, puede desarrollar la necesidad de mudarse a la cama de sus padres. Volver a dormir en su propia cama también le enseña a su hija que su habitación es un lugar seguro para dormir. Es fundamental que tengan una buena rutina del sueño.

También podría ocurrir, a pesar de que las pesadillas en niños son parte del momento evolutivo, que comience a tener pesadillas de manera muy consciente y frecuente. Esto sería una señal de alarma para echar un vistazo en lo que pueda estar ocurriendo a su alrededor, en su entorno familiar y social. Situaciones que le puedan estar causando estrés, un nuevo miembro en la familia, una nueva cuidadora o incluso el traslado de casa. Todos estos episodios y circunstancias pueden causar incertidumbre en los niños pequeños y traducirse en pesadillas.

Si tiene alguna duda sobre las pesadillas en niños, lo más prudente es que hable con su pediatra para poder ponerse manos a la obra y poder buscar la causa que hace que el niño/a exprese sus sentimientos de esa manera.

María Romanos

Profesora The Little Kids